El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
Textilería. Telar de cintura, brocado y teñido con tintes naturales

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen0imagen1
imagen en galeria
Textilería. Telar de cintura, brocado y teñido con tintes naturales

Clave

AM5-GRO-1-28
Lugar de realización

Xochistlahuaca, Guerrero
Participantes

Xochistlahuaca, cabecera municipal y las localidades de Cerro verde, Cerro del Chile, Arroyo Gusano, Arroyo Tronco, Arroyo Guacamaya, Arroyo Pájaro, Arroyo Lagarto, La Ciénega, Plan de Guadalupe, El Carmen, La Soledad, El Santiago.
Descripción

Un rasgo que distingue a Xochistlahuaca es la elaboración de textiles, ahí se concentra un importante acervo de los diseños y técnicas antiguas que son parte de las expresiones artísticas indígenas de mayor calidad: saber preparar un telar, escoger los hilos, limpiar e hilar en malacate el algodón coyuchi; hilar, tejer y saber brocar, son parte de las habilidades de la mujer amuzga que hilo por hilo realiza su vestimenta, la cual consiste en huipiles, blusas, faldas y rebozos, decorados con diseños de flores, animales y figuras geométricas. Sin embargo estos se encuentran en peligro de transformación por la introducción de las telas comerciales unidas mediante listones de colores y del bordado en punto de cruz en lugar de los hermosos brocados y la tela tejida en telar de cintura, por lo que se hace urgente una labor de rescate, promoción y difusión con el fin de fortalecer esta rica tradición. Algunas de estas comunidades ya han recibido capacitación y asistencia técnica orientadas al rescate de los diseños implicados en las prendas. Sin embargo no se ha abarcado a todas las comunidades, las más alejadas principalmente. Es necesario realizar tareas de rescate, tanto de los diseños como del cultivo del algodón coyuchi y algodón verde, así como el uso de tintes naturales con materiales propios de la región. Se considera una técnica en riesgo debido a que el trabajo en telar de cintura es muy complejo, no sólo requiere de las habilidades para hacerlo, desde montar el telar colocando los hilos sobre la urdimbre, hasta la postura que adopta la mujer para trabajar, pasando por la forma de apretar los hilos, de darle vuelta, de ir intercalando los hilos de colores para brocar los dibujos, los cuales requieren de concentración y paciencia, pero sobre todo de conocimiento ancestral. El telar es de origen prehispánico, se compone de dos barras que sostienen la urdimbre; uno o varios lizos (dependiendo de la técnica del tejido) para separar algunos hilos de la urdimbre y una varilla de paso o rollo que abre la urdimbre para insertar los hilos de la trama, ayudada por lanzaderas. Un huipil puede llevar hasta tres lienzos unidos por cintas o randas hechas a mano, se dobla para hacerla túnica, se unen los costados dejando aberturas para los brazos y un corte en el lienzo central para formar el cuello.
Riesgos

Los textiles amuzgos se encuentran en peligro de transformación por la introducción de las telas comerciales: encajes que sustituyen las gasas elaboradas en telar de cintura, los cuales se unen a través de listones de color en lugar de la randa. El brocado está siendo sustituido por el bordado en punto de cruz, el empuntado ya no se practica en los huipiles o blusas, sólo en los rebozos. La población que practica el oficio es básicamente la gente mayor, los jóvenes no están interesados, ya que afirman sentir discriminación por su vestimenta por lo cual ya no la usan y tampoco la practican. La falta de mercado para vender sus productos constituye otro riesgo de desaparición de esta práctica cultural. Foto. 3
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 4 de octubre del 2012, 0:44
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural