El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
Tetzcotzinco

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen0
imagen en galeria
Tetzcotzinco
Secretaría de Cultura/INAH



Texcoco, Estado de México

Enlace página 1
Horarios

Martes a domingos de 10 a 17 hrs.
Entrada libre.

Descripción

Significa “el pequeño Tetzcoco o querido Tetzcoco”, sin embargo el vocablo “tzin” en náhuatl refiere respeto o afecto, por lo que se entendería como “lugar hermoso y apreciado”. Las características arquitectónicas del sitio le otorgan una importancia excepcional, ya que se trata de una extraordinaria obra hidráulica que conducía agua de los manantiales de la sierra de Tlaloc, a través de canales y acueductos, hasta el pequeño cerro de forma cónica del mismo nombre. Las Principales estructuras son: El Baño de La Reina. Se ubica en la parte oeste del sitio. Destaca la tina monolítica, la cual era suministrada de agua mediante un canal que está en la parte superior del depósito. Asociado a este canal se encuentran los restos de una rana labrada en la misma roca. Esta estructura poseía un complejo sistema de desagüe, que se puede observar al costado suroeste de la plataforma. El Trono del Rey. Edficación conformada por plataformas, muros y escalinatas en diferentes niveles, está adosada a uno de los costados del cerro Tetzcotzinco. El Baño del Rey. Es una tina monolítica labrada en la roca; a un lado hay una escalinata que conduce hacia El Palacio, el cual se ubica en la parte baja del cerro. La Fuente A. Consta de cinco plataformas en diferentes niveles. Posee dos receptáculos de agua. Las Maquetas. Es un grupo conformado por una serie rocas en cuyas superficies se labraron algunas representaciones de elementos arquitectónicos, tales como: canales, pequeñas pozas de captación de agua, escalinatas y templos. Se localizan en la parte sureste del Tetzcotzinco. Plaza de las Danzas. Se localiza en la parte este del cerro del Tetzcotzinco, consta de tres plataformas y escalinatas al frente, aún se puede apreciar los restos de un trono labrado en roca. Templo a Tláloc. Ubicado en la parte más elevada del sitio, el acceso es mediante una escalinata monolítica que se encuentra a un costado del Patio de las Danzas. Durante el ascenso es posible observar una serie de rocas labradas con el rostro de Tláloc; dios de la lluvia y el relámpago, inconfundibles son sus anteojeras, bigotera y un par de colmillos. Otras estructuras del sitio son: El Palacio, Baño de las Concubinas, Patio de las Danzas. Adoratorio o Los Dioses, Fuente L, Reservorio H y Acueducto; así como un canal que rodea una parte del cerro, petroglifos y esculturas antropomorfas y zoomorfas..
Ubicación

Desde la Ciudad de México tomar la carretera México – Texcoco o la autopista Peñón-Texcoco, a la entrada del municipio de Texcoco esta la desviación hacia el Parque Molino de Flores, pasando el Centro de Justicia y el panteón municipal, continuar 3 km hasta llegar a la desviación hacia el poblado de San Nicolás Tlaminca, una vez allí transitar por la calle de Cuauhtémoc y Nezahualpilli; al final de la calle proseguir a pie, ya que en este punto comienza el ascenso a la zona arqueológica.
Reseña Histórica

Con base en las fuentes del siglo XVI los fundadores de Texcoco fueron chichimecas descendientes de Xólotl. Desde tiempos remotos los cerros fueron utilizados por el hombre como lugares estratégicos, de culto, de observación y recreación. El cerro Tetzcotzinco no fue la excepción, durante el reinado de Nezahualcóyotl el sitio alcanzó su máximo esplendor, ya que a él se le atribuyen las diversas obras de construcción. El conocimiento del medio geográfico aunado al desarrollo tecnológico del manejo de los recursos hidráulicos alcanzado por los acolhuas, dio origen a esta obra de gran magnitud. Este sitio fue conocido por los vastos jardines que lo rodeaban y su complejo sistema hidráulico. Sin embargo, también fue utilizado como lugar de retiro y meditación de Nezahualcóyotl, así centro de observaciones astronómicas y para la conmemoración y realización de rituales de carácter socio–políticos y religiosos. El sitio destaca por su arquitectura, es considerada una de las mayores obras de ingeniería hidráulica de la época prehispánica, así como por su imponente belleza geográfica. Hacia 1450, debido a una sequía de casi siete años, sobrevino en la cuenca de México una hambruna de incalculables proporciones. Los ciudadanos libres de los pueblos de la cuenca decidieron emigrar hacia los señoríos más ricos y poderosos para rentarse como esclavos y poder sobrevivir a la terrible hambruna. Uno de estos señoríos a los que arribaron orfebres, artesanos, agricultores, jardineros, talladores de roca, moldeadores de argamasa, estucadores, pintores, artistas plumarios y constructores hidráulicos fue precisamente el de Texcoco; con esta mano de obra, el señor Nezahualcóyotl ordenó la ejecución de lo que hoy puede considerarse uno de las más importantes obras estéticas en el campo de la ingeniería civil e hidráulica en su relación con el medio físico natural: el sistema de regadío sur de Acolhuacán y la cima paisajística de la cultura acolhua, el Texcutzingo. La zona arqueológica, notable por su arquitectura monolítica, es considerada como uno de los sitios emblemáticos del Estado de México. Cuando el paisajista José María Velasco la visitó, quedó tan maravillado, que decide plasmar El Baño del Rey y la escalinata contigua en su obra titulada Baños de Nezahualcóyotl (1880).
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 17 de enero del 2019, 16:25
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural
Coordinación Nacional de Desarrollo Institucional/SIC
u-nphv