El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
La Música de Viento, "La Tambora Sinaloense" en Mocorito, Guamuchil, Badiraguato, Guasave, Culiacán, Elota, San Ignacio, El Recodo, El Limón, Mesillas y Mazatlán

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen en galeria
La Música de Viento, "La Tambora Sinaloense" en Mocorito, Guamuchil, Badiraguato, Guasave, Culiacán, Elota, San Ignacio, El Recodo, El Limón, Mesillas y Mazatlán
000395CSIN0012012

sergio.valenzuela@culturasinaloa.gob.mx
Ámbitos representados por el elemento

Usos sociales, rituales y actos festivos
Dimensión geográfica del elemento

Estatal
Comunidades, grupos o individuos involucrados

Banda Los Tierra Blanca de Culiacán, Banda Los Guamuchileños de Culiacán, Banda El Recodo de Cruz Lizárraga, Banda La Costeña de Ramón López Alvarado Banda Mochis de Porfirio Amarillas
Descripción

La música de la Banda Sinaloense identificada también como Tambora Sinaloense es un género musical tradicional, con antecedentes en el siglo XIX, aunque aparecida en su formato moderno a principio de los años 20 en la zona rural del estado de Sinaloa. Allí entre la gente del pueblo en las comunidades del campo sinaloense siempre fue reconocida como Música de Viento, evidentemente por el predominante recurso de los instrumentos de viento. El repertorio tradicional denota una estirpe dominantemente de origen europeo en el que predominan huapangos, corridos, polkas, valses, mazurcas y chotises, con adaptaciones regionales acorde a la sensibilidad del sinaloense.
Las circunstanciales características en la geografía sinaloense, con un territorio entre el mar y la Sierra Madre Occidental, además de lo inaccesible de los caminos al resto de México, condicionó a que diversos ritmos de origen europeo se mantuvieran vigentes entre la población rural. El singular acento de la banda sinaloense muestra mucha similitud con los de las bandas de viento alemanas y francesas, circunstancia que se marca notoriamente en la marcada diferencia entre las ejecuciones musicales entre las bandas de la región centro-norte y las del sur de la entidad. El fraseo musical en las bandas de las regiones del Évora y Culiacán es más ligero y matizado, un estilo un tanto más occidental europeo, en tanto que en la región de Mazatlán, muestran un fraseo mucho más marcado y un tanto menos matizado en la ejecución, denotando una marcada influenciadel estilo bávaro. Por otra parte, la etnomusicóloga Helena Simonett señala que el origen de la banda sinaloense se encuentra entre la gente que desertaba de las bandas militares y municipales, fincando residencia en los pueblos serranos, añadiendo así crédito a los fundadores sinaloenses, que con la influencia rítmica Mayo-Yoreme han contribuido a su esencia. Así las cosas, hoy por hoy las piezas musicales que conforman el repertorio tradicional de la Música de Viento en Sinaloa son: El Sauce y la Palma, El Niño Perdido, El Sinaloense, El Caballo Bayo, Las Isabeles, Brisas de Mocorito, El Coyote, Amor de Madre, Tecateando, La Cuichi y tantas otras más.
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 3 de abril del 2018, 15:39
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural
u-fevd