El Sistema de Información Cultural (SiC), con el afán de mejorarse, pone a tu disposición este subsistema de notificación para que nos ayudes a corregir, completar y mejorar la información que brindamos. De antemano te agradecemos el tiempo que te lleve indicarnos tus observaciones.
Xalkutaak, leyenda pai-pai

La información personal que nos proporciones sólo es con fines de contacto y no es empleada para ningún otro uso.
* Campos obligatorios.
imagen en galeria
Xalkutaak, leyenda pai-pai
000006ABCN0012008

Clave

AM1-BC-1-3
Ámbitos representados por el elemento

Tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial
Comunidades, grupos o individuos involucrados

Se localizan en dos comunidades: San Isidoro y Santa Catarina en la Delegación de Valle de la Trinidad. Habitan alrededor de 250 individuos. Se estima que hablan la lengua pai-pai menos de 100 personas.
Descripción

Esta manifestación forma parte del Inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) de México.
Según el libro "Cuentos pai-pai" de Benito Peralta, difusor de las manifestaciones orales de la cultura pai-pai:
"Hace muchos años, en la tierra a la que llaman Xakitubxool (agua ruidosa), habitaba un terrible mal. Nadie sabía qué clase de animal era pero lo llamaban Xalkutaak. Si alguna persona o cualquier animal se acercaba se lo tragaba. Nadie se acercaba a estas tierras, pero un día en la región de San Pablo, surgió un muchacho que además de ser muy hermoso, tenía fama de buen tirador con el arco y la flecha. El muchacho pensó en matar a Xalkutaat y se lo dijo a sus compañeros. Haciendo caso omiso de las advertencias de sus compañeros, y debido a su valentía y a su caracter caprichoso, decidió hacer la guerra contra Xalkutaat.
Llegó a esas tierras y anduvo asomándose al gran arroyo, el viento del norte soplaba con fuerza, cuando de repente vio al animal que estaba acostado tomando sol. Preparó su arco y apuntó, disparó la flecha haciendo blanco en las costillas del monstruo y lo aventó al agua. Cumplido su propósito el muchacho empezó a correr y, como era veloz, avanzó pronto una gran distancia.
Cuando ya iba lejos miró hacia atrás y vio una gran bola de lumbre dirigida hacia donde sale sol, siguió huyendo y más adelante volvió a mirar la bola de fuego de lumbre pero esta vez dirigida hacia donde se oculta el sol. La gente dice que la bola de lumbre era la lengua de Xalkutaak.
Por último, la bola de fuego logró alcanzarlo en el lugar que se conoce como el Aguaje de El Conejo. Al verse alcanzado el muchacho, se quitó sus huaraches de cuero y su goza de junco aventándolos al fuego, así engañó al animal que creyendo haberlo alcanzado emprendió su camino de regreso.
El muchacho escapó y llegó a su tierra, dijo a su gente que había matado a Xalkutaak. Nadie sabe si en realidad murió o pasó a otras tierras.
La cueva de Xalkutaak, el lugar donde dormía y las piedras en las que molía los huesos de sus víctimas aún están ahí. Pero el animal desapareció para siempre. Hoy todos viven ahí y toman agua del arroyo y el monstruo no ha vuelto a salir, pero aun se conserva su cueva.
Riesgos

Se perderá dicha ceremonia ya que es únicamente practicada por adultos mayores.
Es recomendable documentar la ceremonia.
 
fb
t
¿Detectaste algún error en este registro?

Fecha de última modificación: 22 de marzo del 2018, 20:54
Información proporcionada por:
Red Nacional de Información Cultural
u-fevd